CÓMO CONTROLAR EL ENFADO Y LA AGRESIVIDAD

por | Jul 5, 2017 | CRECIMIENTO PERSONAL Y COACHING, Problemas de Pareja y Rupturas

¿Te cuesta controlar el enfado hacia los demás?

¿Quieres conocer las estrategias mentales más efectivas para reducir o controlar el Enfado, la Agresividad o Ira ?

Enfadarse, así como mostrar de vez en cuando agresividad o ira, son reacciones naturales e innatas en el organismo. De hecho, a niveles adecuados sirve como mecanismo de adaptación al entorno en el que estamos.

No obstante, el Enfado, la Agresividad o Ira, también tienen su parte negativa, que hace que puedan convertirse en un problema importante de control de impulsos.

En este post, me voy a centrar sobre todo en la Agresividad y el Enfado problemáticos. Aunque, antes de mostrarte cómo puedes controlar el enfado, la agresividad o la Ira, te recomiendo que conozcas un poco más sus componentes, sobre todo si quieres cambiarlos.

TIPOS DE AGRESIVIDAD

AGRESIVIDAD FUNCIONAL, ADAPTATIVA O POSITIVA

No tienes que eliminar totalmente tu enfado, agresividad o ira. Además, a niveles bajos de frecuencia e intensidad, enfadarse o ponerse un poco agresivo/a es algo normal, natural e innato. Es decir, no constituye un problema.

De hecho, nos sirven para expresar lo que queremos con más determinación y permiten a los demás conocer lo que realmente no molesta o disgusta. Además, La sobre activación baja-media que supone en nuestro organismo, mejora nuestro rendimiento mental y motor.

AGRESIVIDAD DISFUNCIONAL, IRRACIONAL O NEGATIVA

El enfado,  la agresividad ira, también tienen un componente negativo, que nos limita muchísimo en nuestras relaciones sociales (familiares, amigos/as, pareja, laborales, etc).

Cuando la reacción de enfado (o de agresividad) es excesivamente intensa, frecuente y/o desproporcionada a la situación, constituye un verdadero problema que sería mejor solucionar.

COMPONENTES DE LA AGRESIVIDAD Y EL ENFADO DIFUNCIONAL O NEGATIVO.

Conocer los componentes de la Agresividad y el enfado disfuncional, supone saber qué elementos problemáticos constituyen, y las claves para poder mejorarlos. A continuación, te darás cuenta que la Agresividad es un término más amplio que el enfado, y que incluye a éste dentro de sus componentes emocionales.

controlar el enfado

Dado que para controlar el enfado y la agresividad se pueden llevar a cabo muchísimas estrategias (al menos una para cada componente), en esta ocasión me centraré en las Estrategias Mentales.

ERRORES Y ESTRATEGIAS MENTALES PARA CONTROLAR EL ENFADO Y LA AGRESIVIDAD NEGATIVA

PENSAMIENTO EXTREMISTA

CREENCIA ERRÓNEA: Solo hay dos opciones: Blanco o negro. Es decir, o yo tengo la razón (y la otra persona lo ha hecho mal) o la otra persona tiene razón (y el que lo ha hecho mal soy yo). Sin términos intermedios.

ESTRATEGIA: Amplía el rango de opciones, y actúa en base a una postura intermedia entre ambos. No siempre se tiene la razón total en cada una de las cosas que decimos o creemos. A veces, hay que ceder y reconocer parte de razón a la otra persona.

QUERER LLEVAR LA RAZÓN

CREENCIA ERRÓNEA: Solo existe una forma correcta de ver las cosas, y esa es la mía. No soy muy consciente de ello, por eso cuando me dicen que soy poco empático/a con otras formas de ver las cosas, lo niego. Las personas más cercanas están equivocadas, sobre todo en asuntos o formas de actuar en los que estoy más seguro de que mi postura es la más adecuada.

ESTRATEGIA: Además de tu forma de ver las cosas, existen otras posturas igualmente válidas. Trabaja tu empatía hacia aquellas personas que tengan un punto de vista diferente al tuyo. Recuerda que están en su derecho de actuar de una forma distinta a la que tú piensas, y que es respetable y normal.

EXIGENCIA Y RIGIDEZ MENTAL

CREENCIA ERRÓNEA: Los demás (y yo mismo/a) deberían actuar en base a una forma de hacer las cosas, y esa es la mía. Esa forma de hacer las cosas es subjetiva o específica mía, pero yo me empeño en transmitirla como si fuera objetiva, lógica o “lo normal”.

Yo actúo y me exijo para cumplir esta forma de hacer las cosas (personal-subjetiva), y por lo tanto, los demás también tienen que actuar y tratarme de la misma forma que actúo yo con ellos. En los asuntos que menos controlo,  en los que menos me interesan, o en los que yo no esté involucrado, los demás son libres de actuar como quieran.

ESTRATEGIA: Cuanto más te exijas a ti mismo/a para cumplir con tus normas internas morales, más exigirás a los demás que cumplan con dichas normas internas tuyas. En este sentido, la mejora pasa por quitar rigidez a una sola forma de interpretar la realidad de las cosas (la tuya), e incrementar el respeto hacia otras posturas igualmente válidas.

MAGNIFICACIÓN DE LO NEGATIVO Y BAJA TOLERANCIA A LA FRUSTRACIÓN

CREENCIA ERRÓNEA: Que los demás no hagan lo correcto (en base a lo que yo creo que tiene que ser), o que las cosas no vayan como yo quiero, es algo tan negativo que no puedo o no tengo que soportar.

ESTRATEGIA: A decir verdad, las situaciones realmente negativas (por ejemplo, una catástrofe, un incendio, la muerte de alguien cercano, etc.) por suerte no nos suceden con tanta frecuencia.

Los aspectos negativos del día a día suelen ser bastante menos intensos y se pueden interpretar mejor como pequeños inconvenientes, en lugar de pensar que son grandes problemas. Por ello, te aconsejo que intentes calibrar el grado de negatividad que atribuyes a ciertas situaciones o acciones de los demás. ¿Realmente no los puedes soportar?

Cuanto más maximices lo negativo de una situación o acción de los demás, menos sensación de control tendrás sobre ella, y más agresividad mostrarás a quienes la hayan generado. Si te fijas, maximizar lo negativo es el inicio de esta cadena.

PROYECCIÓN DE LA RESPONSABILIDAD 

CREENCIA ERRÓNEA: Cuando no se puede reducir el impacto negativo que tiene una situación o comportamiento de los demás, “buscamos responsables” para culpabilizarlos de nuestro enfado o agresividad. Además, esperamos a que “estos responsables” cambien la situación negativa creada que tanto me molesta.

ESTRATEGIA: No dependas exclusivamente de nadie para que calme tu enfado o para que no te lo provoque.  Dirige el foco de atención a lo que puedes hacer tú mismo para tranquilizarte. Además, deja de juzgar continuamente la situación creada como algo negativo, y no te centres solamente en lo que debería haber hecho la otra persona para que no se produjera tal situación.

Por tanto, creer que quien tiene que cambiar es la otra persona, porque es realmente quien está actuando mal, es un gran error.

ETIQUETAS GLOBALES Y EGOCENTRISMO

CREENCIA ERRÓNEA: Si alguna persona cercana no actúa como tiene que actuar (en base a mi criterio), lo está haciendo mal. Además, es mala persona por actuar así, y va a por mí para joderme, o porque le caigo mal.

ESTRATEGIA: Mucha gente actúa de una forma “porque en realidad es así”, “porque no sabe hacerlo de otra forma” o “porque considera que no hace mal a nadie actuando así”. Todo esto, hay que respetarlo.

Además, los demás no siempre actúan porque sean malas personas, o para jodernos la vida. Simplemente, actúan así.

¿Tan difícil es dejar a la gente que actúe como quiera, siempre y cuando sea una acción legal?

Ten en cuenta que, si te muestras agresivo/a o te enfadas con alguien porque no actúa como tú crees que es lo adecuado, entonces no estás respetando su postura y derecho a actuar en base a su propio criterio.

¿Qué tal? ¿Te has sentido/a identificado/a con estos errores?

Intenta modificarlos y pronto sentirás que te cuesta menos esfuerzo controlar tu enfado, agresividad o ira. Evita que un problema de control de impulsos, como es la agresividad, te haga perder amistades, parejas, trabajos e incluso la relación con algún familiar cercano.

Terapia Psicológica de Adultos en Murcia

JOSÉ MANUEL SÁNCHEZ. Psicólogo Murcia. Autor de la página. Comprometido con el trabajo de calidad y la divulgación de contenidos de la Psicología Científica. Psicólogo Especializado en Problemas de Ansiedad, Depresión, Adicciones y Problemas de Pareja. Más Info…

→ RESUELVE AQUÍ TUS DUDAS, O HAZ TU PETICIÓN…




→ SI PREFIERES HABLAR DIRECTAMENTE CONMIGO…

PUEDES LLAMAR AL 679531455

PUEDES CONTACTAR TAMBIÉN POR WHATSAPP, EN EL 679531455

→ ¿TE GUSTA ESTA PÁGINA? COMPÁRTELA…